la frase del mes

"La física es como el sexo. Seguro que tiene una utilidad práctica, pero no es por eso que lo hacemos" Richard Feynman

Puffing: Seguridad por chorros de aire.

|
Con una altura de 553 metros, la CN Tower en Toronto (Canadá) presume de ser la estructura más alta sin cables del mundo.

Se podía hablar mucho sobre esta obra de ingeniería como que es capaz de soportar vientos de 420 km/h, terremotos de 8,5 grados en la escala de Richter o que su famoso piso de vidrio soporta el peso equivalente a 14 hipopótamos adultos.

Espero no haber engordado...

Pero algo que sorprende también son las medidas de seguridad que posee. Con más de 2 millones de turistas al año la CN Tower posee un sistema de seguridad que sería capaz de decirte hace cuanto no te duchas, estamos hablando de que simplemente con chorros de aire a presión es capaz de detectar 30 tipos de explosivos diferentes y drogas.


Estas máquinas tan futuristas, consiguen mediante 40 chorros de aire desprender pequeñas trazas y vapores de la piel, pelo o ropa para ser analizados mediante IMS (Ion mobility Spectrometry) pudiendo así detectar sustancias utilizadas en los explosivos.

La sensibilidad es asombrosa, trabaja con valores de nanogramos con un 1% de falsas alarmas debido a que algunas mediaciones para el corazón o trazas de fertilizantes, contienen nitratos utilizados en ciertos explosivos. Por cierto, todo esto lo realiza tan sólo en 9 segundos.

El precio de cada Ionscan Sentinel II es de unos 130.000€ y además de pertenecer al sistema de seguridad de la CN tower también se utiliza en plantas nucleares y algunos aeropuertos.

Asombrados con este sistema de seguridad punta que nos descubrió Gabriel, nos comentó como más tarde pudo ver en en el metro de la ciudad los planes de emergencia de incendios cerrados con candados.


1 comentario:

J. Salvador dijo...

Impresionante torre, impresionante sistema de seguridad. Desde luego, cuando hay interés y dinero de base se consigue lo que se proponga. Si cada visitante tiene que pasar por ahí, aunque tengan dos, las colas serán tremendas.